5 Tips para mimarnos después de ser mamá

De todos es sabido que la maternidad conlleva un reajuste de hábitos, formas de vida, maneras de relacionarnos e incluso del sueño.

Como en cualquier cambio, necesitaremos un período de adaptación para volver a reconducir todo y ajustarnos a la nueva situación. En la sociedad actual el dinamismo es factor clave, podríamos decir que vivimos en “continuo cambio o movimiento”, pero la rápida gestión y adaptación del mismo es imprescindible para el bienestar tanto físico como emocional.

La llegada de un bebé, es un suceso importante, de ahí la importancia que le damos en este artículo a saberlo gestionar de una manera sana e inteligente, y saber mantener o crear nuevos hábitos que nos hagan más llevadera la situación.

Queremos destacar la importancia que tienen “cuidar-nos” y “mimar-nos” a nosotras mismas para tener tranquilidad y bienestar y así poder transmitírselo a nuestro bebé.

Te dejamos 5 tips para mimarnos después de ser mamás.

  1. Cuídate Físicamente: El cuerpo de la mujer sufre cambios importantes durante el embarazo, es importante que nos veamos bien físicamente para reforzar nuestra seguridad y nuestra autoestima en otros roles que no sean de “súper-mamá”. Algunas mujeres cogen algunos kilos de más, se les estropea el pelo, o incluso la cara le puede cambiar durante la gestación. No hay ningún truco, simplemente haz lo que tú necesites para verte bien y guapa. Un tratamiento de belleza, de cabello, ve a un nutricionista para perder peso, retoma el deporte en cuanto te veas recuperada del parto. Recuerda, no por ser mamá, te debes olvidar que eres mujer, el verte guapa y estar a gusto contigo misma va a hacer que te sientas mucho mejor y más segura, en todos los ámbitos de tu vida que siguen siendo los mismos de antes de ser mamá.
  2. La Regla de 10/7: Dedícate 10 minutos al día, los 7 días de la semana cada día del año a hacer alguna actividad que te haga sentir bien. Aprovecha los momentos de sueño del bebé para hacer algo que te guste y te motive, un baño relajante, leer un capítulo del libro que dejaste cuando marchaste al hospital, si te gusta cocinar investiga recetas que se elaboren el 10 minutos, una mini sesión de relajación y mindfulnes…. La actividad en concreto da igual, lo importante es que te reporte un bienestar para ti.
  3. La Pareja. A veces cuando llega el bebé, en determinados momentos “nos olvidamos” de la persona que está a nuestro lado, digamos que ha dejado de ser nuestra prioridad, y es obvio porque el bebé nos necesita más. Aún así, no debemos olvidar que la familia que hemos creado empezó siendo dos personas, y que él/ella también forma parte del proceso de construcción de la familia. Hazle partícipe de todo lo que puedas, compartir momentos juntos con el bebé, delega responsabilidades para con el niño/a en tu pareja, confía en ella, porque seguramente lo hará exactamente con el mismo amor que tú.
  4. La Vuelta al trabajo. Es una de las cosas más complicadas cuando somos mamás, nos cuesta dejar a nuestro bebé tan pequeñito con algún familiar o en la guardería, se nos hace complicado “despegarnos de él”, lo echamos de menos, e incluso a veces nos cuesta concentrarnos en el trabajo.Respétate tu tiempo de adaptación al trabajo, no te autoexijas más de lo debido, organízate con prioridades, cumple objetivos y resuelve como lo has hecho siempre. Al principio cuesta pero todo volverá a su cauce como antes de la maternidad.
  5. Relaciones Sociales: No te olvides nunca de las relaciones con tus iguales, amigos/as y familia. Está claro que al principio tendréis menos vida social porque los cuidados del bebé lo requerirán, pero a medida que os vayáis adaptando, podréis ir retomando las actividades sociales. Da igual que tus amigas no sean mamás, te quieren y entenderán que tu bebé es una “prolongación de ti”, no caigas en el pensamiento de no van a querer quedar porque tengo que ir con el peque, si te quieren (que si son amigas tuyas te querrán) estarán encantadas de veros a los dos. Hay estudios que demuestran que pasar un rato de risas, distensión y diversión con las amigas aumenta los niveles de serotonina, que tiene una responsabilidad importante en la FELICIDAD.

Beni Bueno.  Psicóloga y psicoterapeuta de Terapia Integral de Pareja. Miembro de Gesfera.